¿Por qué he dejado de escribir en mi blog?

Escribir un blog no es tarea fácil. Para poder plasmar tus ideas tienes que tener la mente clara, abierta, creativa, buscando aquello que no tengan los demás, en pocas palabras, buscando la personalidad que le quieras brindar

Antes de escribir este artículo me puse a pensar… Desde que tengo cierto conocimiento del mundo Social Media jamás me he dado a la tarea de escribir directamente acerca de esos temas de “interés colectivo” y siempre me limito a leer lo que escriben los demás. Hacer esto no es para sentirse mal, al contrario,  es algo que nos ayuda a seguir ampliando nuestros conocimientos acerca de diversos temas novedosos  existentes.

Recuerdo que en el preciso momento en el que decidí abrir un “blog” usando la oportunidad que te brinda gmail nunca lo he explotado adecuadamente,  en ese momento caí en cuenta de lo siguiente: ¿A cuántas personas no les ha pasado que abren un blog en cualquier plataforma y en cuestión de semana y/o meses lo cierran? ¿Cuál será el motivo por el cual esto ocurre tan frecuentemente? O más directo ¿Qué cantidad de personas escriben como colaboradores para otras cuentas y de repente deciden no seguir?  Para responder a estas interrogantes dividí  en las dos “D”, que para mi son importantes:

Desconocimiento: Cuando decidimos abrir un blog lo hacemos porque “todos los demás tienen uno y quiero el mío propio” no damos espacio a realizar la actividad mental de pensar  el por qué quiero escribir, qué quiero escribir, a quienes quiero que esto le llegue y para qué, estoy listo para brindar conocimiento de utilidad o tendré tiempo para ello. Si nosotros nos limitamos abrir una cuenta sin objetivos definidos entonces sabemos que no durará mucho. Pero si al contrario nos sentamos hacer este ejercicio nos daremos cuenta que la creación de ese blog puede llegar a donde nosotros no imaginamos, esto siempre y cuando lo hagamos con las siguientes “reglas”: Constancia, determinación, creatividad e ingenio. Con estas herramientas podrás lograr lo que desees dentro de las Redes Sociales o en este caso con tu blog.

Desmotivaciones: Después de que abrimos nuestras cuentas  estamos motivamos, contentos y alegres nos damos cuenta de que por entes externos de pronto dejamos de publicar en el, se nos olvida que teníamos un blog que alimentar y si ya ha alcanzado un número de lectores considerables te  das cuenta de que te sientes mal por no poder cumplirles como siempre has venido haciendo. Pero ¿Por qué pasa eso? Desmotivación. Esto puede surgir bien sea porque no estás bien emocionalmente, sientes que te falta  innovar tus ideas para no caer en la rutina con tus artículos, el tiempo no te permite continuar nutriendo tus cuentas y otras con información de interés o estas cansado mentalmente. Estas son cosas que tiene como cura el focus positivo en tu vida personal. Si tienes el control de tu yo interno y llegas a conocer tus capacidades, aptitudes de lograr lo que quieres haciendo lo que te gusta nada de esto tendría porque pasarte. Siempre es importante estar bien contigo mismo para poder enfrentar al mundo de forma en que tú quieres.

Existen otros factores importantes pero quise resaltarlos en las dos “D” porque son, a mi parecer, las que tienen más peso a la hora de que una persona deja de escribir repentinamente. Ahora bien aquí les voy a dejar algunos tips importantes para evitar que esto suceda:

Cuando ya estén  convencidos de llevar adelante su blog, uno de los principales problemas a los que se enfrentan es ¿qué escribo? Antes de abordar este tema quiero darte unos consejos generales:

  • Concentra tu energía en lo que realmente quieres
  • Organiza bien y estima un día de la semana, hora y lugar en donde puedas redactar tus artículos cómodamente
  • Busca una actividad extra- curricular que estimule tu creatividad e ideas
  • Delimita muy bien el tema o temas que abordará tu Blog
  • Define el estilo de redacción que usarás
  • Define las herramientas que puedes usar para hacerlo más creativo: fotografías, videos, presentaciones en SlideShare, etc.
  • Invita a todo tu personal a escribir
  • Crea un Plan de Contenido y Publicación
  • Una vez que empiezas, no lo debes dejar
  • Aprende a medir para mejorar
  • Mínimo publica una vez a la semana. Ideal 3 veces a la semana. Magnífico 5 veces a la semana.

Esto ayudara a que tu blog se vea genial y alcance los objetivos que delimitaste al principio. Espero que este artículo pueda ser de utilidad para muchos de los que se dedican a diario a escribir 200 artículos semanales. Si te gusto la información recuerda ¡Compartir! Hasta una próxima.

Con información de smartupmarketing.com.

Redactado por:

Estefany Carreño  Licenciada en Comunicación Social  Periodista y Community Manager de Eska Comunicaciones C.A.  Twitter: @caroynot
Estefany Carreño
Lic.  en Comunicación Social
Periodista y Community Manager de Eska Comunicaciones C.A.
         Twitter: @caroynot
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s